miércoles, 30 de enero de 2008

a veces...
el tiempo pareciese ser un frágil manto de lluvia
que se desliza suavemente tras un lejano rayo de sol
a veces...
uno se hunde justo cuando estaba surgiendo
y las hojas caen sin tocarme, como el tiempo
a veces...
creo que el tiempo me ha hecho cambiar,
sin más sigo siendo el mismo
como una gota de lluvia
que cae lentamente
sobre la tierra negra,
y me desespera mi soledad
mi acompañada soledad
esa que no se va
los rayos de sol no la alcanzan
se esconde en la caberna más oscura
a veces...
creo que soy yo quien huye a esa caverna
que mira hacia el cielo y lanza un grito
y ese grito me lo devuelve el viento
suave, como hojas de plata al amanecer
y siento que estoy vivo
aunque la lluvia provenga de mis pálidos ojos
de mi ingenua mirada
a veces...
yo también oigo el silencio
sobre las luces trémulas de la ciudad
más allá de las oscuras cabezas sonámbulas
yo también escucho el silencio,
es el sonido de un ángel?
grita!

2 comentarios:

Clau dijo...

no sé si es la poesía la que siempre pilla a la soledad, o es la soledad la que siempre pilla a la poesía...
lo que sí sé
es que hay cosas de las que uno no se puede arrancar

este me parece más sincero que el anterior

Eagleheart4 dijo...

wn la cagaste esta demasiado bueno, me gusto caleta, esta como no se, bello, preciso, soñador, benas palabras, lindas metaforas, excelente. Y bueno, el tema, es más bien que sabido y creo que aca no es el lado para darle vueltas tu sabes, jajaja
un abrazo amigo